Promoviendo la cultura de asistir a la universidad

Una gran cantidad de residentes de City Heights asistió al College Fest en el Parque Memorial Oficial Jeremy Henwood el mes pasado cuya misión es preparar a los jóvenes del vecindario para tener acceso a una educación superior.

Una gran cantidad de residentes de City Heights asistió al College Fest en el Parque Memorial Oficial Jeremy Henwood el mes pasado cuya misión es preparar a los jóvenes del vecindario para tener acceso a una educación superior.

Si le preguntan al adolescente Edmundo López a qué secundaria asistió, responderá que a cuatro escuelas distintas: Monroe Clark, Wilson, Roosevelt y a la Escuela Comunitaria para el Aprendizaje Alternativo de Conducta y Actitud.

“En ese entonces no era el estudiante más brillante y me sacaron de varias escuelas”, dijo López.

Antes de encontrar a Reality Changers, organización local sin fines de lucro que brinda tutoría y apoyo académico a los estudiantes de bajo rendimiento de entornos desfavorecidos, el promedio de López era 0.0. En pocos años, su promedio aumentó a 3.5. En la actualidad asiste a San Diego Mesa College y piensa transferirse a UC Berkeley.

“Nadie creía que iba a poder ingresar”, dijo.

López fue uno de docenas de exalumnos de Reality Changers que ayudó a organizar el College Fest de este año en el Parque Memorial Oficial Jeremy Henwood. El evento del 19 de septiembre, diseñado para atraer a representantes de las instituciones de educación superior y exalumnos a City Heights, atrajo a más de 450 estudiantes de preparatoria y sus familiares.

“Queríamos traer a las universidades a City Heights para que los residentes pudieran interactuar con las escuelas del Ivy League, universidades locales e instituciones de educación superior de todo el país”, dijo Christopher Yanov, fundador y presidente de Reality Changers.

Representantes de más de una docena de universidades distribuyeron información y respondieron preguntas acerca del proceso de admisión, asistencia económica y programas académicos y atléticos. Estudiantes universitarios y otros exalumnos de Reality Changers ayudaron en el evento y conversaron con estudiantes de preparatoria. Los organizadores también trajeron un DJ, un muro para escalar, un brincolín y un caricaturista para crear una atmósfera festiva.

Yanov dijo que College Fest, en su cuarto año, es una importante iniciativa de Reality Changers para fomentar una sólida cultura de asistencia universitaria en City Heights, en donde la cantidad de adultos que tienen títulos universitarios es excepcionalmente baja.

En los vecindarios que rodean al parque, por ejemplo, menos del 10% de los adultos mayores de 25 años se graduaron de licenciatura. En la mayoría de los vecindarios de City Heights, menos de las dos terceras partes de los residentes adultos se graduaron de preparatoria y muchos residentes nacieron fuera de Estados Unidos.

“¿Cómo se supone que estas familias sepan cómo funciona el sistema universitario estadounidense?” dijo Yanov.

Además de una falta generalizada de familiaridad con el sistema de educación superior, la comunidad también se enfrenta a índices mayores de pobreza y criminalidad y muchos estudiantes de preparatoria tienen más posibilidades de formar parte de una pandilla que de asistir a la universidad.

“Esta es la realidad que estamos tratando de cambiar”, dijo Yanov.

Reality Changers trabaja con estudiantes cuyo promedio es menor de 2.0. La organización ofrece reuniones motivacionales semanales, asesoría y sesiones de tutoría a estudiantes de 8º a 11º grado. Los estudiantes de 12º grado participan en un programa especial que los guía a través del proceso de aplicación universitaria. Unos 528 estudiantes participan en la actualidad en uno de los programas.

Dilshod Otadjanov es uno de los recientes graduados que ayudó durante el College Fest. Otadjanov nació en Uzbekistán y se mudó a Rusia con su familia cuando tenía 6 años de edad. Debido a la grave discriminación étnica que enfrentaron en Rusia, se mudaron a City Heights hace seis años.

Cuando ingresó a la Secundaria Wilson, Otadjanov tuvo problemas para mantener sus calificaciones mientras aprendía inglés y se adaptaba a la cultura de Estados Unidos.

“Antes de formar parte de Reality Changers, iba a la escuela solo para hacer felices a mis padres”, dijo. “Ese era mi objetivo principal. No pensaba en la universidad o en nada más.”

Los tutores de Reality Changers ayudaron a Otadjanov a mejorar su inglés y sus calificaciones. Pronto su GPA aumentó lo suficiente para calificar para el programa Conexiones Académicas de UC San Diego. El programa de verano de tres semanas brinda a estudiantes de preparatoria la oportunidad de vivir en el campus universitario y tomar clases de nivel universitario a cargo de estudiantes de doctorado. Las clases, de no más de 22 estudiantes, se reúnen cinco horas cada día.

Otadjanov dijo que el programa de UCSD le permitió experimentar lo que era un campus universitario y lo ayudó a prepararse para las exigencias de las clases universitarias. En la actualidad, es estudiante de primer año de la Universidad Estatal de California en San Marcos y piensa estudiar administración de empresas con énfasis en contabilidad.

Cifras de Reality Changers demuestran que el programa de verano de UCSD ha sido particularmente efectivo. De los estudiantes de Reality Changers que ha participado en el programa de UCSD durante por lo menos un verano, 81% se han graduado o están camino a graduarse de una universidad de cuatro años. Entre estudiantes como Otadjanov, que han asistido al programa de UCSD tres veces o más, el 97% se ha graduado o está camino a graduarse de licenciatura.

En la mesa de la Universidad Stanford en el College Fest, Allie Hayase, exalumna de Stanford y residente de Carmel Valley, respondió preguntas acerca de orientación universitaria, pasantías y servicios de consejería. Hayase dijo que las preguntas más comunes de los estudiantes de City Heights que se acercaron a la mesa se relacionaban con asistencia económica.

“Tú trabajo es ingresar y nosotros te ayudaremos a encontrar la forma de pagar por tus estudios”, le dijo Hayase a un estudiante que dijo estar preocupado por el costo de asistir a una universidad privada. En base a la información del censo más reciente, los ingresos promedios en algunas partes de City Heights son solo $20,000 al año, por lo que muchos estudiantes califican para becas completas en Stanford.

Las becas forman parte integral del enfoque de Reality Changers. La organización dice que los egresados del programa reciben como promedio $88,000 en becas universitarias. La mayor parte del dinero proviene de las universidades y organizaciones externas, pero Reality Changers también ofrece becas a sus estudiantes que tienen necesidades económicas adicionales. El próximo año, Reality Changers podrá decir que ha ayudado a sus estudiantes a obtener $100 millones en becas desde que la organización fue creada en el 2001.