OPINIÓN: El pasado y el presente de City Heights

Cuando la gente piensa en City Heights, usualmente lo hacen negativamente. City Heights generalmente es calificado como un “ghetto”, pero no todos conocen la verdadera historia de la transformación de City Heights y el impacto positivo que nuevos programas para la juventud han tenido en las familias y en la juventud. Programas como Y-Tip y Mid-City Can son dos buenos ejemplos.

“Honestamente me hubiera gustado que estos programas existieran cuando era niño”, dijo Dale Silva quien se graduó de la Preparatoria Hoover en 1985

Silva recuerda cuando la Estación de Policía de Mid-City ubicada en la Avenida Fairmount y Landis era un supermercado Vons. Recuerda también cuando el nuevo YMCA ubicado en El Cajon Boulevard era una concesionaria Pearson FORD.

En ese entonces, muchos jóvenes tenían que aprender a luchar para sobrevivir; muchos terminaron siendo miembros de pandillas o se asociaron con grupos de personas negativas. Este ya no es el caso.

Y-Tip es un programa que permite que los estudiantes de preparatoria reciban membresías gratuitas del YMCA si reúnen algunos requisitos. Estos incluyen mantener un buen promedio (GPA) y cumplir con una cantidad de horas de servicio comunitario con el YMCA. Mid-City CAN es un programa de promoción estudiantil que permite que la voz de los estudiantes de preparatoria sea escuchada en la comunidad. El objetivo principal es permitir que la juventud de City Heights cree nuevas oportunidades para sí mismos y para las próximas generaciones.

De acuerdo con Terry Stanley, organizador juvenil de Mid-City CAN, “Mid-City CAN es como un hogar en donde puedes desarrollar amistades duraderas y ayudar a tu comunidad a ser mejor para las próximas generaciones.”

Para participar en Y-Tip, visita la recepción del nuevo YMCA ubicado en la Calle 43 y El Cajon Boulevard y pregunta por el programa. Para formar parte de Mid-City CAN, visita el edificio de Price Charities, ubicado en Fairmount y University; podrás ver una lista de las organizaciones y sus oficinas están ubicadas en el quinto piso. Esperamos que en diez años todos los jóvenes no solo puedan formar parte de estos extraordinarios programas, sino que participen en nuevas iniciativas que sigan mejorando a nuestro fabuloso vecindario.

Denise Becerra participa en el Programa de Mentoría Periodística de la Universidad de San Diego, el cual acomoda en parejas a estudiantes de preparatoria con estudiantes de periodismo que asisten a USD.