Alimentando a los necesitados

El capítulo de City Heights de Food Not Bombs sirve comidas gratis en el Parque Memorial Oficial Jeremy Henwood en City Heights los domingos alrededor de las 5 p.m.

El capítulo de City Heights de Food Not Bombs sirve comidas gratis en el Parque Memorial Oficial Jeremy Henwood en City Heights los domingos alrededor de las 5 p.m.

Durante una reciente tarde de domingo, un grupo de activistas llegó en automóvil al parque que está al lado de la Biblioteca de City Heights con una gran olla de sopa caliente. Los activistas pusieron la olla en una mesa, junto con bolsas de pan, tacos, ensalada y una jarra de agua.

Se reunieron en un hogar cercano durante el día para preparar la comida.

El grupo forma parte del capítulo de City Heights de Food Not Bombs (Comida No Bombas), un movimiento internacional para recolectar la comida que se desecha y compartir comidas calientes con el público. Desde principios de año, el colectivo de voluntarios ha estado sirviendo comidas gratis casi todas las tardes de los domingos en el parque.

Es uno de los pocos capítulos locales en el área.

“Food Not Bombs ha estado activo en San Diego durante cinco, seis, siete años”, dijo Mary Tamburro, voluntaria del Food Not Bombs de City Heights.

Han existido otros capítulos de Food Not Bombs en North Park y Ocean Beach. En la actualidad, un capítulo comparte comidas en el centro de la ciudad, entre la Calle 16 y la Avenida Island, los jueves y el capítulo de Tijuana sirve comida diariamente en un local cerca del Arco de Tijuana.

“Estamos tratando de ahorrar comida”, dijo Tamburro.

Un informe del Concilio Nacional para la Defensa de los Recursos Naturales, calculó que el 40% de los alimentos nunca son consumidos en Estados Unidos y son desechados.

El grupo de City Heights obtiene los alimentos de varias fuentes. Tamburro dijo que Suzie’s Farm, granja local y orgánica, provee muchos de las hortalizas regularmente. Donan lo que les sobra de los mercados agrícolas y los “vegetales feos” que tienen una forma irregular. Solidarity Farm, una granja mucho más pequeña que practica la agricultura ética, también dona hortalizas.

El grupo también solicita donaciones a empresas de la industria alimenticia. El pan proviene de una panadería que desecha lo que no vende el día anterior. Amigos y familiares también les donan comida. Los frijoles enlatados fueron donados por un compañero de trabajo de Tamburro.

Cuando las donaciones escasean, el grupo no se opone a sacar alimentos frescos de la basura.

En el parque, comparten la comida entre ellos e invitan a quienes estén cerca. Pero no todo el mundo agradece su presencia en el Parque Memorial Oficial Jeremy Henwood en City Heights.

Tamburro dijo que una asociación de propietarios se quejó con la Concejal Marti Emerald alegando que el grupo promueve la presencia de desamparados en el parque público y pidió que suspendan sus actividades.

“Creo que es ridículo”, dijo Tamburro. “No creo que estemos promoviendo la presencia de desamparados. No creo que nadie esté renunciando a su empleo, hogares y seguridad por un plato de sopa de vegetales los domingos por la tarde.”

Dijo que existen otras formas de ayudar con el creciente problema de los desamparados en City Heights.

“Si a la gente de City Heights le incomoda que el parque esté lleno de desamparados, tal vez tenemos que abrir un albergue”, dijo Tamburro. “Si les preocupan los problemas de salud mental y piensan que sus familias corren peligro, tal vez debemos abrir más clínicas de bajo costo o gratuitas que ofrezcan este tipo de servicio. Se pueden hacer muchas cosas, pero dejar de alimentar y ayudar a la gente en el parque no es una de ellas.”

Food Not Bombs de City Heights sirve la comida alrededor de las 5 p.m. los domingos en el Parque Memorial Oficial Jeremy Henwood en City Heights.