Salvando vidas

Un electrocardiograma toma menos de 45 minutos y no es invasivo.

Un electrocardiograma toma menos de 45 minutos y no es invasivo.

Paro cardiaco súbito es la principal causa de muerte en Estados Unidos y ocasiona más de 400,000 muertes al año. Pero la mayoría de los padres no saben que los paros cardiacos súbitos también son una de las principales causas de muerte entre las personas menores de 25 años y principal asesino de los estudiantes atletas.

Aunque el paro cardiaco súbito generalmente no presenta síntomas, un estudio publicado en la Revista de la Junta Americana de Medicina Familiar reveló que 72% de los estudiantes que los sufrieron presentaron por lo menos un síntoma cardiovascular antes del ataque, de acuerdo a reportes de sus padres. Solo que no se dieron cuenta que era algo que podía poner en peligro su vida.

Héctor Paredes y Rhina Paredes-Greeson, quienes perdieron a su hijo Eric en el 2009 a la edad de 15 años debido a una anormalidad cardíaca no detectada, están tratando de cambiar las cosas. Crearon la Fundación Eric Paredes Save a Life (Salva una Vida), la cual ofrece exámenes gratis del corazón a los jóvenes de las preparatorias del área.

Los próximos exámenes gratuitos se realizarán el 27 de sept. en la preparatoria Hoover. Los exámenes toman unos 45 minutos e incluyen un cuestionario cardiaco, un electrocardiograma (EKG) y, si es necesario, un ecocardiograma abreviado. Los participantes también aprenden CPR y cómo usar un desfibrilador automático externo o AED—las únicas dos herramientas que pueden salvar una vida cuando si ocurre un paro cardíaco súbito.

De acuerdo a la Asociación Americana del Corazón, miles de jóvenes mueren cada año de un síndrome que la Asociación de Paros Cardiacos Súbitos considera una crisis de salud pública. La Fundación Save a Life ha examinado a casi 17,000 jóvenes y ha encontrado anormalidades cardiacas o factores de riesgo desconocidos en 1 de cada 100.

Devin es uno de ellos. Era un chico saludable y deportista por excelencia. Pero cuando su madre se enteró de la muerte de Eric Pareces le hizo caso a su corazonada de examinar el corazón de Devin.

Su mundo cambió por completo. El examen detectó un defecto llamado comunicación interauricular y una batería de exámenes detectó una anomalía asintomática de la arteria coronaria—la segunda causa de muerte súbita de los atletas jóvenes que usualmente se descubre durante una autopsia.

“Estábamos sorprendidos y asustados. Dejamos todo de lado para prepararnos para la operación de corazón abierto de Devin”, dijo la mamá de Devin. “Todo salió bien y él ha vuelto a la normalidad, pero no podemos imaginar cómo hubiera sido su futuro y nuestro futuro si no le hubiéramos hecho un examen rutinario del corazón.”

Para más información, visite http://epsavealife.org/

Fundada en honor de un adolescente de la Preparatoria Steele Canyon que perdió su vida tras un paro cardiaco súbito a la edad de 15 años en el 2009, la Fundación Eric Paredes Save a Life se dedica a educar a padres, educadores, médicos y funcionarios electos acerca de la prevalencia del paro cardiaco súbito entre los adolescentes y la importancia de hacer que los electrocardiogramas (EKG) formen parte de sus exámenes médicos regulares. Establecida en el 2010, la organización sin fines de lucro ofrece exámenes gratuitos del corazón a los adolescentes y su meta principal es lograr que estos exámenes sean rutinarios entre los jóvenes, equipar a las escuelas con desfibriladores automáticos externos fácilmente accesibles y ofrecer clases de CPR/AED a los estudiantes y al personal.