Cómo la caída de Saigón ayudó a moldear a City Heights

Harry Hien Duc Nguyen mira la primera casa que compró en Estados Unidos.

Harry Hien Duc Nguyen mira la primera casa que compró en Estados Unidos.

Familias en automóviles cargados con tablas de surf se dirigen al Campamento San Mateo en el extremo sur de Orange County. El clima cálido y el cielo azul los invitan a pasar el fin de semana acampando en la playa. Pero a cuatro millas al este, verán un campamento completamente diferente. Aquí ordenadas hileras de cabañas Quonset – moradas en forma de barril hechas de metal corrugado que contienen literas – forman el Campamento Talega en la Base de la Infantería de Marina en Camp Pendleton.

Hace poco más de 40 años, los 1,000 primeros refugiados vietnamitas llegaron a El Toro, la Base de la Infantería de Marina en Orange County, provenientes de Saigón y fueron llevados en autobús a Talega. Posteriormente, muchos se establecieron en City Heights, en donde viven en la actualidad la mayor concentración de residentes de ascendencia vietnamita en el condado.

Para muchos, el Campamento Talega fue parte crucial de su trayectoria.

“Había mucho ajetreo. Había actividad todo el tiempo, como en una ciudad”, dijo Bob Montgomery, director de la oficina del Comité Internacional de Rescate de San Diego quien se jubiló en marzo. Prestó sus servicios en Vietnam y posteriormente se ofreció como voluntario en el campamento de refugiados.

De acuerdo a Faye Jonason, historiadora de la base, las tropas solo tuvieron 24 horas para prepararse para los primeros refugiados y seis días para construir otras siete mini ciudades en la base. Cuando se terminaron los Quonsets, las tropas levantaron tiendas de campaña de la Segunda Guerra Mundial que estaban almacenadas en un depósito.

Durante seis meses, unos 50,000 refugiados vietnamitas pasaron por Camp Pendleton. Su estadía duraba como promedio tres meses antes de que familias estadounidenses les dieran hospedaje o los ayudaran a sobrevivir por cuenta propia.

Una de estas familias fue la familia Nguyen, la que se estableció en City Heights.

“Este apartamento en 4212 Altadena Ave. fue el primero en el que nuestra familia – unas 32 personas – vivió”, dijo Quan Nguyen, de 40 años.

Señala un edificio de apartamentos construido en los años sesenta desde donde se puede escuchar música en español saliendo del radio de uno de los conserjes.

Nguyen tenía 5 meses cuando sus padres y familia política salieron de las tiendas y Quonsets de Camp Pendleton y se mudaron al apartamento de dos habitaciones ubicado a unas cuantas manzanas del Parque Colina del Sol.

Sus padres se ríen al recordar cuántas personas vivían en el pequeño apartamento. Pero el padre de Nguyen, Harry Hien Duc Nguyen, solo expresa gratitud a pesar de nuestros esfuerzos de lograr que hable de lo difícil que era la situación.

“En ese entonces éramos refugiados en Estados Unidos”, dijo Harry Nguyen, de 62 años. “Por lo menos teníamos un lugar limpio y agradable en el que vivir, por lo menos teníamos comida para comer. Así que nadie se quejaba.”

Eventualmente, Harry Nguyen compró su primera casa ubicada a una manzana de allí. En ese entonces, los Nguyen eran la única familia vietnamita que vivía en esa calle.

Hoy la calle principal de este vecindario se llama “Little Saigón”. Es una mezcla cultural en donde mujeres somalíes con pañuelos en la cabeza y mujeres birmanas con sus parasoles caminan frente a los supermercados vietnamitas y los centros comerciales estilo pagoda.

Montgomery dijo que la caída de Saigón moldeó al City Heights que tenemos hoy.

“Los servicios que se ofrecían en Camp Pendleton hacían que fuera un buen lugar para enviar a los refugiados”, dijo Montgomery. “Establecimos servicios, instituciones religiosas y lo más importante es que las comunidades se sentían lo más a gusto posible.”

Casi el 45% de los residentes de City Heights nació en el extranjero y el año pasado la oficina de Montgomery ayudó a reubicar a más de 900 refugiados.

Dijo que la inestabilidad que reinaba en el sur de Asia después de la Guerra de Vietnam mantuvo a las agencias de reasentamiento, como el Comité Internacional de Rescate, ocupadas por años. También inspiró la Ley de Refugiados de 1980, la cual convirtió la asistencia de emergencia que se ofrecía en casos especiales en programas permanentes del Departamento de Estado que siguen canalizando a los refugiados hacia City Heights en nuestros días.

Montgomery dijo que los iraquíes y birmanos que llegan hoy tienen un camino definido por delante gracias a los vietnamitas que llegaron en los años setenta. Encontraron la forma de sobrevivir, abrieron negocios e hicieron de la educación una prioridad para sus hijos.

Harry Nguyen dijo que no tuvo ninguna otra opción. Era oficial de inteligencia en el ejército de Vietnam del Sur y no podía regresar.

“En ese momento dije, ‘Este es ahora mi país.’ No pensaba en Vietnam porque ya había caído bajo el Comunismo”, dijo Harry Nguyen. “Mi mente no estaba allá, estaba aquí. Aquí me concentré en cuidar a mi familia, cuidar a mis hijos, trabajar y logramos tener una buena vida aquí.”

La familia vive ahora en el amplio hogar suburbano de su hijo Quan en Rancho Peñasquitos, unos 20 minutos al norte de City Heights. La distancia no es grande, pero es muy diferente a su pequeño primer apartamento.

A través de las fotos familiares dispersas en la gran isla de la cocina, el hijo Quan Nguyen recuerda el viaje desde Saigón a Camp Pendleton y a City Heights. Dijo que el éxito de su familia no significa que han terminado de forjar su camino.

El farmaceuta y padre de dos dijo que la comunidad vietnamita está comenzando a tener una vida cívica plena en este país.

El año pasado, los votantes de Orange County eligieron por primera vez a un vietnamita-estadounidense para el Senado de California. Después de trabajar en la campaña de Carl DeMaio para el 52º Distrito del Congreso, la hermana de Quan, Jacqui Nguyen recientemente aceptó una posición con el Partido Republicano de California para trabajar con los votantes asiático-estadounidenses a tiempo completo.

San Diego aún no ha elegido a un Concejal vietnamita-estadounidense.